Carga rápida, ultra rápida y término de potencia

Estos conceptos hoy en día no terminan de estar claros y desde MovilidadCero vamos a aclararlos de forma sencilla

Las redes de recarga rápida y ultra rápida se van extendiendo por la península. Cada día es más fácil planificar viajes a mayor distancia, pues disponemos de más y mejor infraestructura para la recarga rápida para nuestros coches eléctricos.

Y no solo las eléctricas se suma a esta carrera imparable hacia la electrificación de nuestras carreteras. Además de las redes de carga rápida en vía pública de ENDESA con su e-Car, IBERDOLA con Smart Mobility o NATURGY con Servielectric Car, ...ahora se suman muchos otros como:

  • Repsol junto a IBIL con potencias de hasta 700 kW que puede configurarse para ofrecer 350 kW simultáneamente a dos vehículos o recargar cuatro con 175 kW .
  • Ionity formada por Grupo Volkswagen, junto con el Grupo BMW, Daimler y Ford representado en España por CEPSA, nacida con la misión de construir una red paneuropea de carga de alta potencia para vehículos eléctricos  ofrecer carga ultra rápida hasta 350 kW con CCS Combo.
  • Volkswagen Group Components dispondrá de estaciones de recarga rápida. Su potencia máxima de recarga es de 100 kW y su característica diferenciadora es su flexibilidad, gracias a la batería de respaldo de 360 kWh de capacidad.

Pero más allá de las ganas de inversión y de las previsiones de retorno, todas las grandes empresas que apuestan por la instalación de puntos de recarga rápida para coches eléctricos se «quejan» del enorme coste que les supone el término fijo de potencia , especialmente en estos primeros pasos de la movilidad eléctrica. Pagar un término de potencia de 50 a 150 kW por estación de recarga supone un coste enorme, si el uso para la recarga no es intensivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *